Guía de compra y degustación de vinos para el consumidor vegetariano



Como disfrutar y aprovechar los beneficios que otorga el buen vino, bebiendo siempre con moderación.



El vino es una bebida ancestral que ha acompañado al hombre desde tiempos inmemoriales. Su sabor resulta embriagador y todo a su alrededor está acompañado por un ambiente de ritual y misterio que otorgan un placer adicional al que lo bebe.  
Sin embargo (y lamento romper con la magia) hay que tener en cuenta que la presencia de alcohol en el cuerpo nunca es considerada del todo buena, porque es un factor que acidifica el organismo y su eliminación total, suele tardar un par de días.
Para todas aquellas personas que pueden controlar, “a consciencia”, su consumo y disfrutan de tomar, de tanto en tanto una copa, este artículo, les resultará de gran utilidad y provecho.
En resumen, el secreto del consumo de vino para un vegetariano estará siempre en la calidad del mismo y en beber con moderación.


¿Cuál es la medida que debe tomarse, para poder aprovechar sus beneficios y no caer en excesos?   



Bueno, básicamente según la American Heart Association, se recomienda un vaso por día para las mujeres y dos vasos por día para los hombres.

Beneficios puntuales que otorga el vino a la salud



El vino posee resveratrol, un elemento que puede ayudar a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades relacionadas con la edad, El resveratrol lo que hace es disminuir el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos por lo tanto disminuye el riesgo arterial, de inflamación y disminuye el nivel de colesterol.
Hay que destacar que tanto el vino tinto como el blanco contienen cantidades significativas de polifenoles y otros antioxidantes que ayudan al rejuvenecimiento de la piel y a mantenernos más saludables a través del paso del tiempo.
 

Claves básicas sobre el vino:


Aunque muchos consideren un pecado lo que voy a decir, creo que, en el fondo, no existe un vino para cada ocasión, o para ser tomado con determinada comida. Creo que lo mejor es tomar el tipo de vino que uno considere según lo que el cuerpo y las propias preferencias lo decidan.
De todas formas aquí pueden ver un listado de sugerencias de maridaje para cada comida y cada ocación:


Sugerencias sobre el vino


Recomiendo los blancos tipo Chardonnay, bien fríos, para el calor intenso del verano mientras que para los inviernos y otoños recomiendo un buen vino tinto de intenso sabor y cuerpo. El mejor al menos por estas latitudes (República Argentina) es el Malbec.
El factor predominante para la elección de un vino, -al menos por parte de un consumidor común-, para mi debe ser exclusivamente su sabor, ya que otros factores como su procedencia, aroma o transparencia pueden resultar engañosos (según mi experiencia) por ejemplo, hay vinos que huelen deliciosamente pero el sabor resultante tras probarlo, no condice en absoluto con su aroma.
Con respecto a cuestiones culinarias, sobre todo para cocinar guisos, pastas, arroces y salsas, la mejor elección en vino fue y será un buen blanco seco.


ATENCIÓN: Considero que los vinos no son de buena calidad cuando:


Poseen una graduación de alcohol muy alta (muchos no consideran la graduación alcohólica como un factor que haga a la calidad del vino, pero yo sí) que por lo general, luego, produce un gran dolor de cabeza o resaca y muchas veces también, hacen doler el estomago.
Cuando al verlo a través de un vaso o una copa no son lo suficientemente transparentes y presentan sedimentos.
Cuando son muy dulces: Mas allá de que en lo personal prefiero otro tipo de vinos, tengo entendido que se suelen utilizar los de más baja calidad para fabricarlos (Mas allá que en origen posean o no mucho azúcar).
O cuando al probarlo posean un sabor que resulte más ácido que la media.

Este grafico les dará más información sobre cuando mejor no tamar un determinado vino



Espero que esta guía les haya resultado útil.
Y recuerden siempre, siempre: consumir con cuidado y moderación.
Hasta el próximo post


El vegetariano.

Comentarios

Entradas populares