miércoles, 26 de julio de 2017

Vegetarianismo, veganísmo y crudiveganismo: Coincidencias, diferencias y origen de estos tres regímenes alimentarios.



Vegetarianismo, veganísmo y crudiveganismo: Mucho más que regímenes alimentarios. Una filosofía de vida.


Tanto el Vegetarianismo, veganísmo y crudiveganismo se han extendido y popularizado considerable a lo largo y ancho del mundo a partir de mediados del siglo 20.

Los tres coinciden  en un importante aspecto: son dietas que le otorgan  preferencia absoluta al consumo de frutas, verduras, legumbres, nueces y productos integrales, sobre el consumo de carnes de origen animal.


Estas tres corrientes, sin embargo, se diferencian entre sí según su nivel de rigurosidad hacia el consumo total de productos animales. 

Para empezar hay que resaltar que los tres, -en origen-, son vegetarianos, y sostienen que su filosofía alimentaria se debe a que los productos de origen vegetal contienen numerosos nutrientes muy beneficiosos para el organismo, al contrario que los productos de origen animal.

A continuación explicaremos las diferencias más relevantes entre estos tres regímenes alimentarios cuya elección posee además de razones estrictamente de salud, un trasfondo ético y filosófico.


EL VEGETARIANISMO (o vegetarísmo)


Las palabras «vegetariano» y «vegetarianismo» aparecieron con la primera asociación vegetariana del mundo, la Vegetarian Society, fundada el 30 de septiembre de 1847 en Mánchester. Antes de esa fecha se solía referirse a este tipo de dieta como dieta vegetal o dieta pitagórica (debido a que los seguidores de Pitágoras seguían dietas vegetarianas): 

Básicamente se refiere a aquellas personas que siguen una dieta en la cual no consumen carne de animales ni pescado. 

Hay distintos tipos de vegetarianos, los que se diferencian entre sí por la amplitud del tipo de alimentos que consumen:


Ovolactovegetarianos: 

Se refiere a las personas que además de vegetales crudos o cocidos también consumen huevos y leche. En este tipo de dieta sí se acepta el consumo de productos refinados (los más comunes son el azúcar y la harina) además de pastas blancas, frituras y alimentos en conserva o a los que se le han añadido colorantes y/o preservantes.


Lacto Vegetarianismo: 

Se refiere a aquellos vegetarianos que no consumen carnes de animales ni 
pescado, ni huevos, pero sí consumen productos lácteos de todo tipo.


Ovo Vegetarianismo: 

Se refiere a aquellos vegetarianos que no consumen carnes o productos lácteos, pero sí huevos.


Api vegetarianismo: 

Se refiere a los vegetarianos que consumen miel. El prefijo api- también puede ser empleado en las demás definiciones, por ejemplo: api-ovo-lacto vegetarianismo, api- ovo vegetarianismo, api-lacto vegetarianismo.




Vegetalianos: 

Propone alimentarse exclusivamente de vegetales. La lista de alimentos prohibidos está formada por los productos rechazados por el vegetarianismo ortodoxo más los no consumidos por los vegetalistas, como carnes, embutidos, aves, grasa animal, pescado, conservas, congelados, cereales blanqueados o refinados, bebidas industriales azucaradas, azúcar industrial, miel, quesos, huevos, etc.


Macrobiótica: 

Consumen una dieta equilibrada usando granos, vegetales, semillas y frutas. La sal de mesa es reemplazada por minerales de vegetales marinos y sal marina. Las especias son reemplazadas por derivados fermentados de granos.


Granivorianos: 

Eliminan de su alimentación la carne y los productos de origen animal. Propone el consumo de alimentos en grano.



Lacto-cerelianos: 

Se refiere a una alimentación basada principalmente en el uso de productos lácteos y de cereales.


Frutarismo ó frugivismo: 

Este tipo de dieta vegetariana propone el consume de frutos secos y fruta fresca. Sugiere consumir diariamente más de 300 g de frutos secos y un kg de fruta fresca.
Algunos frutarianos sólo consumen partes de la planta que hallan caídas de ésta, es decir, comen granos, tomates, pepinos, calabazas, pero no consumen patatas o espinacas.

Vegetarianos estrictos: 

Son las personas que no admiten ninguna ingesta de productos derivados de los animales (carnes, pescados como así huevos o los lácteos). Sin embargo consumen productos derivados de harinas integrales o procesadas e incluso los vegetales que consumen pueden encontrarse tanto en estado crudo como cocido. Evitan también el uso de todo tipo de productos de origen animal en todos los demás ámbitos de su vida, como el cuero, la lana, la lanolina, la seda, etc.

Es aquí, en esta rama del vegetarianismo, donde se produce la diferenciación entre Vegetarianos y Veganos (que serían los vegetarianos estrictos)


EL VEGANISMO: 


El término «veganismo» fue acuñado en 1944 por Donald Watson, con el objetivo de distinguir entre el vegetarianismo simple (no carne) del vegetarianismo estricto (no productos animales)


La Sociedad Vegana define el veganísmo desde 1979 como: 

[...]una filosofía y forma de vivir que busca excluir -hasta donde sea posible y practicable-, todas las formas de explotación y crueldad para con los animales, ya sea alimento, ropa o cualquier otro propósito; y por extensión, promueve el desarrollo y uso de alternativas sin animales para el beneficio de los seres humanos, los propios animales y el medio ambiente. En cuanto a la dieta denota la práctica de prescindir de todos los productos derivados total o parcialmente de animales”.

El veganismo, por lo tanto, además de seguir una alimentación vegetariana, también rechaza la utilización y consumo de todos los productos y servicios de origen animal. Con esto pretende extender dicha filosofía a todos los ámbitos de sus vidas y se opone al uso o consumo, para cualquier propósito, de animales o productos de origen animal, entre los que podríamos encontrar por ejemplo la miel, los huevos así como también la lana, la lanolina, las pieles de animales para abrigo personal, etc. 

Los aspectos más relevantes que sostienen esta postura son básicamente:

El aspecto ético ya que le otorgan gran importancia el respeto de los animales y de sus derechos. Por tal razón se mantienen en contra de todas las prácticas industriales y no industriales actuales relacionadas a la cría, explotación y/o matanza de animales para consumo o servicios.  



Y el aspecto alimentario en sí: se abstienen de comer carnes y productos de origen animal, por las ventajas sobre la salud que se obtienen, aunque en algunos casos el seguimiento estricto de esta postura alimentaria puede conllevar el riesgo de deficiencias nutricionales, razón por la cual se aconseja acompañar esta dieta con la ingesta de ciertos complementos vitamínicos tales como los que se mencionan a continuación: 

  • Vitamina B12, 
  • En invierno se sugiere el consumo de vitamina D (puede ser vitamina D2 vegan o vitamina D3 de origen vegan)
  • Yodo, que se obtiene de las algas o de la sal yodada (se recomienda tomar con moderación)  
  • Vitamina C para optimizar la asimilación de hierro (tanto en comidas y bebidas).
  • Omega-3 de semillas de lino recién molido  


Por último, en la parte más extrema del vegetarianismo, tenemos a los CRUDÍVOROS.

ALIMENTACIÓN CRUDÍVORA: 


Muy relacionada con la alimentación consciente. 

Se trata del consumo exclusivo de comida cruda o viva. 

Es el régimen alimentario en el cual se utiliza para la conservación de las frutas y vegetales el método de la deshidratación o la elaboración de conservas naturales (como el chucrut)  sobre la cocción, para la preservación de las encimas que se encuentran en los alimentos de origen vegetal.



Se le da mucha importancia a que el consumo de los alimentos sea lo más fresco posible, ya que a mayor frescura se considera que habrá mayor concentración de encimas que el cuerpo podrá aprovechar. Por ejemplo si queremos comer lechuga, “lo ideal” sería consumirla recién arrancada del huerto. 

Ellos siguen una alimentación vegetariana en la que se consumen productos crudos, o a lo sumo ligeramente calentados pero no por encima de 46,7 °C (116 °F), y menos cocidos. 
Este tipo de vegetarianos argumentan que el cocinar destruye las enzimas y/o porciones de los nutrientes. 

La mayoría de los crudiveganos activan las enzimas de los alimentos, sobre todo en el caso de las semillas, porotos y frijoles, mojándolos en agua por unas horas antes de consumirlos. Algunos son exclusivamente frutarianos  y otros comen sólo comidas orgánicas.


Es muy común encontrarse en la dieta de los crudívoros, además los siguientes tipos de alimentos:

  • Algas (por su aporte vitamínico, principalmente de yodo) 
  • Germinados y brotes.
  • Leches de semillas y brotes
  • Bebidas tales como el Kefir, la clorofila y el agua enzimática 

Seguramente hay muchas personas que estarán dispuestas a adoptar alguno de estos tres regímenes alimentarios saludables o ya los hayan adoptado y hayan cambiado radicalmente sus vidas por una con mayor bienestar y salud. Pero seguramente también muchas otras no estén dispuestas a realizar un cambio tan drástico en su alimentación, al menos por ahora. 


Para todas ellas me gustaría aclarares que eso no implica que no puedan empezar a incorporar a su alimentación diaria muchas de las prácticas y alimentos que suelen consumir los vegetarianos, los que sin duda impactarán favorablemente en la salud y bienestar de sus organismos.

En el siguiente link encontrarán una GUÍA BÁSICA DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE que podrán empezar a implementar en sus vidas, sin tener que abandonar totalmente la comida habitual, si así no lo desean. 

Esta guía les indicará como incorporar paulatinamente los alimentos clave que les aportarán innumerables beneficios para la salud y la belleza del cuerpo. 

A lo sumo, en un par de meses, empezarán a notar los resultados.

Les aseguro que no se arrepentiran de haberlo hecho.

Hasta el próximo post.

El vegetariano

No hay comentarios.:

Publicar un comentario