miércoles, 26 de julio de 2017

Vegetarianismo, veganísmo y crudiveganismo: Coincidencias, diferencias y origen de estos tres regímenes alimentarios.



Vegetarianismo, veganísmo y crudiveganismo: Mucho más que regímenes alimentarios. Una filosofía de vida.


Tanto el Vegetarianismo, veganísmo y crudiveganismo se han extendido y popularizado considerable a lo largo y ancho del mundo a partir de mediados del siglo 20.

Los tres coinciden  en un importante aspecto: son dietas que le otorgan  preferencia absoluta al consumo de frutas, verduras, legumbres, nueces y productos integrales, sobre el consumo de carnes de origen animal.


Estas tres corrientes, sin embargo, se diferencian entre sí según su nivel de rigurosidad hacia el consumo total de productos animales. 

Para empezar hay que resaltar que los tres, -en origen-, son vegetarianos, y sostienen que su filosofía alimentaria se debe a que los productos de origen vegetal contienen numerosos nutrientes muy beneficiosos para el organismo, al contrario que los productos de origen animal.

A continuación explicaremos las diferencias más relevantes entre estos tres regímenes alimentarios cuya elección posee además de razones estrictamente de salud, un trasfondo ético y filosófico.


EL VEGETARIANISMO (o vegetarísmo)


Las palabras «vegetariano» y «vegetarianismo» aparecieron con la primera asociación vegetariana del mundo, la Vegetarian Society, fundada el 30 de septiembre de 1847 en Mánchester. Antes de esa fecha se solía referirse a este tipo de dieta como dieta vegetal o dieta pitagórica (debido a que los seguidores de Pitágoras seguían dietas vegetarianas): 

Básicamente se refiere a aquellas personas que siguen una dieta en la cual no consumen carne de animales ni pescado. 

Hay distintos tipos de vegetarianos, los que se diferencian entre sí por la amplitud del tipo de alimentos que consumen:


Ovolactovegetarianos: 

Se refiere a las personas que además de vegetales crudos o cocidos también consumen huevos y leche. En este tipo de dieta sí se acepta el consumo de productos refinados (los más comunes son el azúcar y la harina) además de pastas blancas, frituras y alimentos en conserva o a los que se le han añadido colorantes y/o preservantes.


Lacto Vegetarianismo: 

Se refiere a aquellos vegetarianos que no consumen carnes de animales ni 
pescado, ni huevos, pero sí consumen productos lácteos de todo tipo.


Ovo Vegetarianismo: 

Se refiere a aquellos vegetarianos que no consumen carnes o productos lácteos, pero sí huevos.


Api vegetarianismo: 

Se refiere a los vegetarianos que consumen miel. El prefijo api- también puede ser empleado en las demás definiciones, por ejemplo: api-ovo-lacto vegetarianismo, api- ovo vegetarianismo, api-lacto vegetarianismo.




Vegetalianos: 

Propone alimentarse exclusivamente de vegetales. La lista de alimentos prohibidos está formada por los productos rechazados por el vegetarianismo ortodoxo más los no consumidos por los vegetalistas, como carnes, embutidos, aves, grasa animal, pescado, conservas, congelados, cereales blanqueados o refinados, bebidas industriales azucaradas, azúcar industrial, miel, quesos, huevos, etc.


Macrobiótica: 

Consumen una dieta equilibrada usando granos, vegetales, semillas y frutas. La sal de mesa es reemplazada por minerales de vegetales marinos y sal marina. Las especias son reemplazadas por derivados fermentados de granos.


Granivorianos: 

Eliminan de su alimentación la carne y los productos de origen animal. Propone el consumo de alimentos en grano.



Lacto-cerelianos: 

Se refiere a una alimentación basada principalmente en el uso de productos lácteos y de cereales.


Frutarismo ó frugivismo: 

Este tipo de dieta vegetariana propone el consume de frutos secos y fruta fresca. Sugiere consumir diariamente más de 300 g de frutos secos y un kg de fruta fresca.
Algunos frutarianos sólo consumen partes de la planta que hallan caídas de ésta, es decir, comen granos, tomates, pepinos, calabazas, pero no consumen patatas o espinacas.

Vegetarianos estrictos: 

Son las personas que no admiten ninguna ingesta de productos derivados de los animales (carnes, pescados como así huevos o los lácteos). Sin embargo consumen productos derivados de harinas integrales o procesadas e incluso los vegetales que consumen pueden encontrarse tanto en estado crudo como cocido. Evitan también el uso de todo tipo de productos de origen animal en todos los demás ámbitos de su vida, como el cuero, la lana, la lanolina, la seda, etc.

Es aquí, en esta rama del vegetarianismo, donde se produce la diferenciación entre Vegetarianos y Veganos (que serían los vegetarianos estrictos)


EL VEGANISMO: 


El término «veganismo» fue acuñado en 1944 por Donald Watson, con el objetivo de distinguir entre el vegetarianismo simple (no carne) del vegetarianismo estricto (no productos animales)


La Sociedad Vegana define el veganísmo desde 1979 como: 

[...]una filosofía y forma de vivir que busca excluir -hasta donde sea posible y practicable-, todas las formas de explotación y crueldad para con los animales, ya sea alimento, ropa o cualquier otro propósito; y por extensión, promueve el desarrollo y uso de alternativas sin animales para el beneficio de los seres humanos, los propios animales y el medio ambiente. En cuanto a la dieta denota la práctica de prescindir de todos los productos derivados total o parcialmente de animales”.

El veganismo, por lo tanto, además de seguir una alimentación vegetariana, también rechaza la utilización y consumo de todos los productos y servicios de origen animal. Con esto pretende extender dicha filosofía a todos los ámbitos de sus vidas y se opone al uso o consumo, para cualquier propósito, de animales o productos de origen animal, entre los que podríamos encontrar por ejemplo la miel, los huevos así como también la lana, la lanolina, las pieles de animales para abrigo personal, etc. 

Los aspectos más relevantes que sostienen esta postura son básicamente:

El aspecto ético ya que le otorgan gran importancia el respeto de los animales y de sus derechos. Por tal razón se mantienen en contra de todas las prácticas industriales y no industriales actuales relacionadas a la cría, explotación y/o matanza de animales para consumo o servicios.  



Y el aspecto alimentario en sí: se abstienen de comer carnes y productos de origen animal, por las ventajas sobre la salud que se obtienen, aunque en algunos casos el seguimiento estricto de esta postura alimentaria puede conllevar el riesgo de deficiencias nutricionales, razón por la cual se aconseja acompañar esta dieta con la ingesta de ciertos complementos vitamínicos tales como los que se mencionan a continuación: 

  • Vitamina B12, 
  • En invierno se sugiere el consumo de vitamina D (puede ser vitamina D2 vegan o vitamina D3 de origen vegan)
  • Yodo, que se obtiene de las algas o de la sal yodada (se recomienda tomar con moderación)  
  • Vitamina C para optimizar la asimilación de hierro (tanto en comidas y bebidas).
  • Omega-3 de semillas de lino recién molido  


Por último, en la parte más extrema del vegetarianismo, tenemos a los CRUDÍVOROS.

ALIMENTACIÓN CRUDÍVORA: 


Muy relacionada con la alimentación consciente. 

Se trata del consumo exclusivo de comida cruda o viva. 

Es el régimen alimentario en el cual se utiliza para la conservación de las frutas y vegetales el método de la deshidratación o la elaboración de conservas naturales (como el chucrut)  sobre la cocción, para la preservación de las encimas que se encuentran en los alimentos de origen vegetal.



Se le da mucha importancia a que el consumo de los alimentos sea lo más fresco posible, ya que a mayor frescura se considera que habrá mayor concentración de encimas que el cuerpo podrá aprovechar. Por ejemplo si queremos comer lechuga, “lo ideal” sería consumirla recién arrancada del huerto. 

Ellos siguen una alimentación vegetariana en la que se consumen productos crudos, o a lo sumo ligeramente calentados pero no por encima de 46,7 °C (116 °F), y menos cocidos. 
Este tipo de vegetarianos argumentan que el cocinar destruye las enzimas y/o porciones de los nutrientes. 

La mayoría de los crudiveganos activan las enzimas de los alimentos, sobre todo en el caso de las semillas, porotos y frijoles, mojándolos en agua por unas horas antes de consumirlos. Algunos son exclusivamente frutarianos  y otros comen sólo comidas orgánicas.


Es muy común encontrarse en la dieta de los crudívoros, además los siguientes tipos de alimentos:

  • Algas (por su aporte vitamínico, principalmente de yodo) 
  • Germinados y brotes.
  • Leches de semillas y brotes
  • Bebidas tales como el Kefir, la clorofila y el agua enzimática 

Seguramente hay muchas personas que estarán dispuestas a adoptar alguno de estos tres regímenes alimentarios saludables o ya los hayan adoptado y hayan cambiado radicalmente sus vidas por una con mayor bienestar y salud. Pero seguramente también muchas otras no estén dispuestas a realizar un cambio tan drástico en su alimentación, al menos por ahora. 


Para todas ellas me gustaría aclarares que eso no implica que no puedan empezar a incorporar a su alimentación diaria muchas de las prácticas y alimentos que suelen consumir los vegetarianos, los que sin duda impactarán favorablemente en la salud y bienestar de sus organismos.

En el siguiente link encontrarán una GUÍA BÁSICA DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE que podrán empezar a implementar en sus vidas, sin tener que abandonar totalmente la comida habitual, si así no lo desean. 

Esta guía les indicará como incorporar paulatinamente los alimentos clave que les aportarán innumerables beneficios para la salud y la belleza del cuerpo. 

A lo sumo, en un par de meses, empezarán a notar los resultados.

Les aseguro que no se arrepentiran de haberlo hecho.

Hasta el próximo post.

El vegetariano

domingo, 23 de julio de 2017

Como hacer masa madre con harina integral de centeno para panes y pizzas


Masa madre: Una opción sana y natural para lograr panes caseros de ensueño.


A todos los que nos interesa incorporar una buena calidad de alimentación a nuestras vidas, no podemos dejar pasar este aspecto: el pan que consumimos.

Casi todos consumimos pan en algún momento, por lo tanto lo importante es que no solo consumamos uno que nos resulte rico, sino uno que además posea la mayor cantidad de propiedades nutritivas, naturales y sanas para el organismo.

¿Qué diferencia a un pan elaborado con masa madre de uno elaborado con levadura de cerveza?   

Al hacerlo nosotros mismos con masa madre de harina integral estaremos no solo ahorrando dinero, sino que también nos estaremos entreteniendo con algo e invirtiendo nuestro tiempo en salud.

La masa madre de harina integral al contener el grano entero molido fermenta más y mejor.

La harina integral que debemos utilizar para este caso, deberá ser preferentemente de trigo o centeno, otra opción es hacerla con la tan mencionada harina de fuerza, que no sería otra más que la harina blanca 3 ceros que es la que se adquiere en cualquier supermercado – Por favor “jamás” reemplazarla por la de 4 ceros ya que no causaría el efecto deseado sobre la masa-.

Yo sugiero hacer masa madre con un mix de harinas
  • harina de centeno integral, ya que el centeno es sumamente beneficioso para el organismo sobre todo para aquellos casos en que sea necesario seguir una dieta para adelgazar o para casos en que se sufra alguna enfermedad como la diabetes, ya que además, el centeno ayuda a equilibrar y regular el organismo.
  • un poco de harina blanca 3 ceros para hacer el pan menos duro y no tan compacto.

Por lo tanto los ingredientes serían:
  • ·         Paciencia
  • ·         Algo de tiempo y ganas
  • ·         Harina integral de centeno
  • ·         Harina blanca 3 ceros
  • ·         Agua

Utensilios
  • ·    Una cuchara sopera
  • ·       Una cuchara de te
  • ·       Un frasco de vidrio (preferiblemente ancho que nos permita revolver con comodidad)

Necesitamos además un lugar donde guardarla la mezcla durante aproximadamente los 6 días que lleva el proceso: Este debe ser un lugar seco y resguardado, (no muy frío), sino más bien un poco cálido para permitir que la masa madre se eleve más fácilmente.

Procedimiento básico


Según mi experiencia, no hay una receta exacta. La masa madre podrá estar en condiciones entre 4 y 6 días. Esto dependera de una serie de factores tales como la calidad de la harina, las condiciones de temperatura (dependera si por ejemplo la hacemos en verano o en invierno) y la experiencia de quien lo haga.

En este ejemplo tomaremos el procedimiento de 6 días.


Día 1
Mezcla inicial
4 cucharas de harina integral de centeno integral
4 cucharas soperas de agua



Día 2
Remover la mezcla



Día 3
Desechar la mitad
Añadir 2 cucharas de harina integral de centeno integral
Añadir 2 cucharas soperas de agua

Entre el tercero y 4 día deberá ir incorporando el aspecto con burbujitas

Día 4
Desechar la mitad
Añadir 2 cucharas de harina integral de centeno integral
Añadir 2 cucharas soperas de agua

Si encontramos que la masa madre esta como en esta foto (con muchas burbujas y hasta el tope del frasco), ya esta lista. No deberemos esperar hasta el sexto día, caso contrario continuar con el procedimiento.

Día5
Desechar la mitad
Añadir 2 cucharas de harina blanca panificable
Añadir 2 cucharas soperas de agua

Día 6 (Final)
Desechar 3/4 partes de la mezcla
Añadir 4 cucharas de harina blanca panificable
Añadir 4 cucharas soperas de agua

Algunos TIPS para tener en cuenta


  • Estar atentos al olor de la masa madre que se va gestando durante estos 6 días. Si percibimos un olor muy acido, significa que algo “no anda del todo bien”. Si el olor es muy fuerte tirar todo y empezar nuevamente. En caso de tener un olor medio “dudosamente acido” sugerimos sacar un poco y compensarlo con harina de centeno y agua. El olor normal que deberá tener es similar al del yogur natural, solo en ese caso dejar todo como esta.
  • Si vemos que la masa no eleva lo suficiente, podemos agregar un poco de azúcar (una cucharadita) para que eleve un poco más o más rápido
  • Es preferible hacer todo el proceso en un frasco ancho de vidrio, aunque también puede realizarse en un envase tipo Tupper de plástico.


Si no usamos la masa madre a diario, mejor guardarla en la heladera.
Cuando la necesitemos otra vez la sacaremos del frío, alimentaremos y esperaremos a que la masa suba y esté llena de burbujas para poder usarla.

La masa madre es ideal para hacer todo tipo de masas que requieran levadura. No se utiliza toda, sino que es parte componente de la masa con la que por ejemplo se hará pan, es decir: las proporciones serían aproximadamente ¼ de masa madre y el resto harina y agua.

Yo la utilizó para la elaboración de panes, pizzas y bruchetas….al probarlas notarán la diferencia, panes de corteza más crocante, firme y sabrosa y de miga suave y deliciosa.  

En conclusión, utilizando masa madre, en lugar de la tradicional levadura de cerveza industrial, obtendremos un pan mucho más natural, sano y rico que, sencillamente la levadura comercial no puede dar.

En nuestros próximos post daremos la receta de cómo realizar los mejores panes caseros con masa madre, harina de centeno integral y semillas.

Hasta pronto.


El vegetariano

jueves, 13 de julio de 2017

Guiso de porotos aduki vegano de invierno apto para todo público




Llegó el invierno y con él las bajas temperaturas. El frío le pide a nuestros cuerpos una dieta bastante diferente a la de otras estaciones, mucho más calórica y proteica, para conservar el calor y la energía por más tiempo.

Por esta razón comparto con ustedes este plato, muy simple, delicioso y sano con ingredientes no muy rebuscados y fáciles de conseguir “casi” en cualquier verdulería alrededor del mundo.

IMPORTANTE: Además de que esta comida les resultará una verdadera "delicia", cabe decir que en lo que realmente se destaca, es por su gran poder alcalinizador, lo que nos dará como resultado un plato muy aconsejable para compartir con familia y/o a amigos y quedar como un rey o una reina de nuestra casa.

TIEMPO APROXIMADO DE COCCIÓN: 1 HORA Y 45 MINUTOS

A continuación les detallo los ingredientes

Porotos aduki 300 gramos
400 gr a 500 g de tomate triturado
Aceite: de maíz (A gusto)
Una cebolla mediana a grande bien picada (brunoise o en pedazos pequeños)
3 o 4 gajos de ajo picados
Media zanahoria grande (brunoise o en pedazos pequeños)
Un poco de nabo troceado (medio aprox.)
Medio ají verde picado
Zapallo y batatas en trozos en forma de cubos pequeños  (300 gramos)
Hierbas: Cilantro fresco y Hojas de laurel secas
Sal del Himalaya gruesa y azúcar rubia (a gusto)

Especies: Cúrcuma, pimienta negra, Masala, canela en rama. (Todo a gusto) Clavo de olor (4 aproximadamente)


Primer paso: Dejar toda la noche los aduki en un litro de agua para que absorban todo el líquido y se activen. Al día siguiente colarlos y deshacerse del agua sobrante.

Segundo paso: hay que poner en una olla de tamaño mediano con aproximadamente  500 ml de agua y una lata de tomates perita o 500 gr de tomates triturados con el aceite y los porotos aduki.

Tercer paso: mientras se van cociendo los porotos, cortar los vegetales y reservar.


Cuarto paso: Agregar los trozos de batata y zapallo en cubos no muy grandes

Quinto paso: En una sartén colocar las cebollas, los pimientos y el ajo y esperar que se doren. Una vez que ocurra, agregarle la zanahoria y esperar de 5 a 10 minutos, revolviendo eventualmente, en caso de ser necesario para que nada se queme.

Sexto paso: Condimentar. Agregar la sal y el azúcar rubia (a gusto) en la olla y luego colocar las especias.




Séptimo paso: Agregar todo el contenido de la sartén dentro de la olla y las hierbas (3 hojas de laurel y el cilantro picado)  y esperar que se cocine todo junto por aproximadamente 20 a minutos.


Ir agregando agua,  aceite, sal o azúcar de acuerdo al gusto y la conveniencia.




La idea es que quede un guiso espeso y sabroso de penetrante aroma y sabor.

Dejar reposar unos 10 minutos antes de servir.  

Sugerimos acompañarlo con tostadas de pan casero integral de centeno y trigo con semillas de girasol y sésamo.

Una combinación muy recomendable: acompañarlo también con una ración de arroz yamaní integral.   
Con esta receta fácil de invierno no solo podrás disfrutar de un delicioso plato que te aportará saciedad y calor, sino que además estarás haciendo algo concreto por la salud y bienestar de tu cuerpo al incorporar ingredientes de calidad que te aportarán una infinidad de nutrientes y beneficios.

A disfrutar!